in Minipost

Te compras un consolador por Internet para que te lo manden empaquetado y totalmente oculto , que te llegue por correo y nadie pueda sospechar nada, el problemita es que el “bicho” informa TODO por Internet.

El dueño del Blog me pide escribir sobre el Internet de las cosas (IoT) , así que le hice caso y te cuento sobre un vibrador que lo manejas desde el celular.

Como siempre el enfoque que le doy al articulo tiene un mensaje encubierto , si bien te cuento lo del vibrador la idea es que prestes atención a las cosas que te rodean y tienen conectividad con el “mundo”. Ya sabemos que te pueden desestimar de un trabajo , o saber casi todo de tu vida , con todos los dispositivos con conexión  que tenemos actualmente. Y recordar siempre que una vez que tus datos están expuestos a Internet y son de acceso publico ya sea por robo , o venta de información de la misma empresa, la cosa no se pone buena.

Ya habíamos visto que por tu forma de hacer deporte , por las cosas que compras con tarjeta de credito , los medicamentos que tomas, podemos hacernos una idea de tu ” vida” y pronto cuando las puertas informen cuando se abren y quien las abre, los asientos de los autos manden información , los teclados de la compu puedan tomarte el pulso , etc, etc ,esto en el mundo del BIG DATA cuando juntamos todo lo que sabemos de vos es bastante peligroso.

Pero vayamos a la historia del consolador , resulta que una empresa decidió crear un consolador que tiene conexión por bluetooth con un smartphone, y crearon una aplicación ( para poder controlar  desde el celu al vibrador lo que seria un control remoto, hasta acá todo mas o menos bien. La idea de conectividad del consolador con el teléfono es para poder cambiarle las configuraciones de velocidad, etc al consolador desde el teléfono , y ademas podes elegir algunos relatos eroticos para ir escuchando en el teléfono y de acuerdo a la historia va cambiando el comportamiento del consolador.  UNA HERMOSURA! . Juaaaa

Pero resulta que la app en el teléfono ademas se conecta con unos servidores en Canada a los cuales les pasa datos de uso, cantidad de minutos, cambios de velocidades, cantidad de veces que se usa, y demas yerbas.  Claro , me olvidaba , la app (en el teléfono del “marido”) puede ser ejecutada en cualquier lugar  y manejar el vibrador , porque tiene ademas una opción de chat y estando el teléfono (de la señora) conectado al vibrador por bluetooth , desde el otro en cualquier lugar del mundo se lo puede manejar. Este vinculo es ademas el que permite que los servidores en Canadá conozcan el uso del dispositivo.

El dispositivo es Marca Vibease.

Dejando todos los chistes y cosas que se te ocurran , esta bueno destacar e ir tomando conciencia sobre los riesgos que pueden tener ciertos dispositivos y su exposición a Internet . Sabiendo que la descarga de la aplicación ya en si misma tiene asociada nuestra cuenta de correo.

La recolección de estos datos, no solo puede afectar a la imagen social de una persona, sino que también el sexo es un reflejo de la salud de un individuo y por tanto la información del número de veces que se usa, la duración del uso y las configuraciones del juguete pueden denotar una determinada información médica del individuo que puede reflejar datos de carácter personal y privado.

Esta recolección de datos obliga al usuario a un entrega de confianza en la seguridad de los servidores y las medidas de protección de los mismos mucho más allá incluso de la vida de la empresa. Y no todos estamos dispuestos a aceptar ese acuerdo.

Este tema me hizo acordar a lo mismo que nos pasa con los chicos , que creemos que porque estan en la habitacion con la compu , no corren ningun peligro, cuando en realidad estan super conectados, esa falsa seguridad que nos dan las paredes, NO EXISTE.

Datos , datos y mas datos ,  guardados por siempre.



Me siento afortunado...

Dejá tu comentario!

Comment